Trabajar en un Gabinete

En una entrada anterior (aquí) prometimos contaros por entregas en qué puestos puede trabajar un Ingeniero Industrial del Estado. Aunque nunca es conveniente generalizar, en estas entradas vamos a hacerlo para facilitar un retrato general y  subrayar los rasgos más característicos de cada plaza, aún a riesgo de inexactitudes.

Comenzamos por puestos que no suelen ser habituales para ingenieros de nuevo ingreso pero que en los dos últimos años sí se han ofertado: los Gabinetes. Tanto los Ministros como los Secretarios de Estado cuentan con el soporte de un Gabinete, que en el caso de Secretarios Generales o Subsecretarios se denomina Gabinete Técnico. Por último, se denominan Unidad de Apoyo cuando prestan servicio a Directores Generales y suelen tener dotación más modesta.

En general se trata de equipos formados por profesionales de formación multidisciplinar, que pueden ser personal eventual (es decir, no funcionarios) o funcionarios pertenecientes a cuerpos diversos. Su misión principal es asesorar, servir de soporte técnico y jurídico al alto cargo y especialmente actuar como filtro o enlace con las subdirecciones generales de ese ministerio, con la subsecretaría, el Consejo de Ministros, las comisiones delegadas del Gobierno, otras administraciones, empresas, etc.
Estos puestos tienen una serie de ventajas indudables:

  • Permiten abarcar una gran diversidad de temas que no se podrían abordar  en una subdirección general, estimulando la capacidad de síntesis. Ponen en contacto diario al ingeniero con perfiles muy distintos al suyo, que le aportan una visión diferente.
  • Aproximan a la esfera de la toma de decisiones política.
  • La retribución es en general sensiblemente más elevada que en una subdirección general,especialmente por las productividades.

Obviamente nada es gratis.

  • Se abordan muchos temas pero con un nivel de detalle bajo, lo que en ocasiones puede crear la sensación de falta de control sobre los temas asignados.
  • El nivel de dedicación es exigente: se trabajan muchas horas, a un ritmo generalmente intenso y además se requiere disponibilidad para situaciones singulares (por ejemplo, acudir un sábado a trabajar).
  • Muchos miembros de un Gabinete son niveles 29 o 30 aunque también hay niveles 26 (generalmente de nuevo ingreso) y 28. A un ingeniero de nuevo ingreso, es decir, un nivel 26, es posible que se le pida un poco más de compromiso que en otro destino pero en ningún caso el horario de un nivel 30.

Los ingenieros industriales del Estado tienen actualmente representantes en, al menos,  el Gabinete del Ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, el Gabinete del Secretario de Estado de Energía y el Gabinete Técnico de la Secretaría General de Industria, siendo los destinos “gabineteros” más habituales.

Todo aquel que ha pasado por un Gabinete reconoce las desventajas anteriormente
enunciadas pero recomienda vivir en algún momento esa experiencia profesional. A todos aquellos que estáis opositando o pensando en hacerlo, os recomendamos apuntar este aliciente en vuestra lista de motivaciones.

Continuará…