El mejor regalo de Navidad

El 17 de diciembre se han publicado conjuntamente la lista de aprobados y calificaciones del cuarto examen y la lista final de aprobados con la calificación global del proceso selectivo de acceso al Cuerpo de Ingenieros Industriales del Estado. Han aprobado 26 opositores, que deberán realizar un curso selectivo en 2020, que suele durar en torno a un mes y medio, para poder elegir plaza y comenzar su andadura profesional en la administración.

Pero eso queda lejos todavía.  Ahora es el momento de que los 26 afortunados se sientan protagonistas. Este post es para ellos, en especial para los 11 opositores a los que hemos acompañado íntegramente durante el proceso. Después de al menos un año y medio, en algunos casos tres o cuatro años de duro estudio y sacrificios personales de todo tipo, ha llegado el momento de poder demostrar con orgullo a familiares y amigos que el esfuerzo merecía la pena. Antes de final de año, verán sus nombres escritos en piedra en el BOE. Y podrán hacer los clásicos planes de futuro del funcionario recién aprobado con plena tranquilidad.

Esta realidad tiene la cara negativa de aquellos que no han podido alcanzar la meta, especialmente los que llegaron al último examen, tuvieron la plaza casi en sus manos y se les escapó entre los dedos. Es el momento de descansar aprovechando que las fechas se prestan a ello y, en caso de que se vean con fuerzas, comenzar de nuevo con fuerza después de Reyes.

Están a tiempo de reengancharse a la preparación y acudir con ciertas garantías a la convocatoria del ejercicio 2020 (perteneciente a la OEP 2019). Este post también lo escribimos pensando en ellos.

Estamos convencidos de que los protagonistas son nuestros opositores, el papel que nos corresponde es estar en segundo plano para hacerles el penoso camino más fácil.  ¿Nuestros próximos pasos? Felicitar a los que han aprobado y facilitarles desde nuestra experiencia el aterrizaje en el complejo mundo de la administración; reflexionar conjuntamente con los que no alcanzaron el objetivo para decidir qué falló y cómo acertar la próxima vez; apoyar e impulsar a los opositores que se enfrentan en 2020 al mismo reto. Y para las dos últimas cuestiones sólo nos sirve la mejora continua, en metodología y materiales, para continuar contribuyendo a que nuestros opositores sean los grandes protagonistas durante unos días… y disfruten un trabajo apasionante durante el resto de su carrera.